Juan Córdova: Una vida ejemplar

Cuando alguien escriba la historia de Cayambe de la segunda mitad del siglo XX, no podrá dejar de mencionar al creador de la radiodifusión local Don Juan Córdova Solá.

Desde 1965 Radio Ecos de Cayambe ( o la Cayambe como la llama el pueblo) a servido a la comunidad Cayambeña primero y sobretodo con información local, desde la comunicación entre ciudadanos antes de que lleguen los teléfonos, hasta tener su señal Internet para informar a los Cayambeños en el exterior. Siempre dando un espacio al pueblo y las autoridades para que se expresen libremente, pongan o no cuñas.

Permítame Don Juanito desde este blog que informa lo que no se quiere que se sepa, rendirle mi más sincero homenaje por su contribución a la democracia en Cayambe y por haber sido el único periodista que no se dejó emborrachar por la verborrea calumniadora.

Don Juan Córdova Solá puso a todos los aprendices a periodistas de nuestro cantón en su sitio cuando en su discurso en la VI feria Cayambe Produce donde se le rendía un homenaje

hago un llamado a mis colegas para que dejemos a un lado los sentimientos mezquinos de ganar notoriedad y tomar partido por determinadas posiciones, volvamos a poner los pies en la tierra y dignifiquemos la función del periodista.”

Desde que inicié mi tercer periodo fui víctima de una campaña de desprestigio por parte de la prensa local, la cual jamás presentó un solo documento y le dio una importancia inmensa a todo lo que pudiese hacerme daño, la calumnia estaba al orden del día y el escándalo era forma de informar. Digo calumnia pues la palabra “corrupción” la tenían en la punta de lengua cuando se hablaba del Gobierno Municipal y nunca probaron nada, no tengo ni glosas ni juicios aparte del que acabo de ganarle a Germán Rico.

Don Juan Córdova Solá tiene todo el peso moral para pedir rectificaciones, porque el jamás insulta y peor esconde o ha escondido información. La ciudadanía lo respalda totalmente Don Juanito y esperamos que con este jalón de orejas los jóvenes periodistas maduren, aprendan a informar correctamente y a reconocer cuando se equivocan.

Este artículo ha sido leído 1427 veces

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *